ARTÍCULO DE OPINIÓN: Embarazos en adolescentes, un problema social.

1
2884

Plata004

  1. Por Leonardo Plata.

El embarazo en las adolescentes, sigue siendo tema de preocupación en la sociedad dominicana, ya que cada vez más, aumentan los índices de niñas y adolescentes en embarazadas en la república dominicana, por lo que debería llamar la atención de las autoridades y de la familia en sentido general.

Son varios los factores que provocan este mal social, que cada vez más niñas y adolescentes, están teniendo relaciones sexuales antes de la edad adulta, sin medir las consecuencias que esto representa, no solamente para ellas y sus familias, si no que se convierten en una problemática social.

La inversión de valores, la promiscuidad, la falta de educación en valores y principios, así como la desintegración familiar en todos sus aspectos, hacen que miles de niñas y jovencitas en edades que oscilan los 14 y 16, ya han tenido varias experiencias sexuales, y lo pero aún es que muchas de estas jovencitas, han tenido la amarga y la triste experiencia de enfrentar un aborto a ese corta edad.

Nos pone lo pelos de punta, cuando vemos un informe publicado en los diferentes medios nacionales,  sobre lo caro que le sale al estado dominicano, el embarazo y la Maternidad en la Adolescencia en República Dominicana”.

Según este informe,

El 57 por ciento de la inversión corresponde al pago de hospitales públicos, mientras que el restante 43 por ciento, al pago efectuado a clínicas privadas, según un estudio presentado por el Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA) y el Instituto Tecnológico de Santo Domingo (INTEC), osea estamos hablando que el estamos hablando de unos 1189.2 millones de pesos que se gastan en los hospitales públicos en adolescentes.

La degradación social, moral y espiritual que atraviesa la sociedad dominicana, especialmente la familia, espina dorsal de toda sociedad, nos dice que como padres, tutores, hemos fallados, hemos cambiado lo moral por lo inmoral, lo espiritual por lo material, el sexo parece cuestión de moda y de un rato.

Los jóvenes y adolescentes no tienen norte, no piensan en un futuro, quieren llevarse el presente por delante, sin darse cuenta que el tiempo pasa, y que todo joven que no se prepara para el porvenir, será como un velero sin rumbo y sin puerto.

La familia dominicana debe de reencontrarse, debe de buscar nuevamente los valores morales, el respeto, el civismo, el trabajo como fuente de riqueza y bienestar personal y social, la solidaridad, así como los valores cristianos, que nos hacen más humanos y más seguros de sí mismo, seres que saben cual es el verdadero propósito de la vida.

Cuando una adolescente sale embarazada, el costo que representa para sus familiares es significativo, ya que esto contribuye a que el nivel de vida de esa familia sufra deterioro, ya que

hay que sacar parte de ese dinero que servía para pagar gastos importantes en la casa, tengan que gastarse en el nuevo miembro de la familia.

Pero también se corre el riesgo, es que este niño o niña, no reciba una educación de sus padres adecuada, ya que los adolescentes no están preparados ni capacitados para criar y formal a ningún bebé.

Otro problema que afecta, es que la mayoría se ven en la necesidad de abandonar los estudios,  por lo que el futuro de ellos y el bebé, será cada vez más incierto.

Hay que hacer conciencia, en la familia, en los barrios, en las escuelas, grupos o clubes sociales y culturales y orientar a los y las adolescentes, de que un embarazo a esa edad, corta todas las esperanza de realización como ente social, que aspira a ser últir y aportar a este sociedad.

1 Comentario

  1. esta informacion sirve de mucho para nosotras las adolescentes que estamos en desarrollo de la madurez, me gusto mucho este articulo de opinion

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí