BARAHONA: Expertos ambientales preocupados por destrucción montaña “El Derrumbao”

0
599

OMAR MEDINA

BARAHONA.- Expertos ambientalistas de la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD), y de la Sociedad Ecológica de la ciudad Santa Cruz de Barahona han mostrado preocupación en torno a las maquinarias pesadas que el Proyecto de Desarrollo Hotelero e Inmobiliario Perla del Sur tiene derribando la montaña “El Derrumbao”, ubicada entre el río San Rafael y la comunidad La Ciénaga donde extraen enormes rocas para construir dos amplios rompeolas en la playa del citado complejo.

El catedrático de la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD), extensión Barahona, Rafael Matos Féliz, adelantó que desde un principio el anunció de la construcción del hotel Perla del Sur resultó atractivo y trajo “alegría” y “júbilo” en la costa de Barahona, porque dinamizaría la economía y crearía empleos, explicó que fue muy impresionante ver la maqueta de esa mega obra; con tres monumentales edificaciones, una con 21 niveles, otra 19 y la tercera 17; entre otras estructuras. Al mismo tiempo, se preguntó sí el peso de esas infraestructuras sería soportado por las rocas que conforman el substrato y el suelo del lugar.

Agregó que para ese entonces las quejas de algunos comunitarios no tardaron en llegar porque la obra violaba disposiciones ambientales con la construcción de una extensa pared perimetral, la cual obstaculiza y elimina la visualidad del paisaje costero-marino.

“Ahora nos gustaría saber qué dice la Evaluación de Impacto Ambiental (EIA) y el Plan de Manejo Ambiental (PMA) que hizo el proyecto Perla del Sur y que opinan las autoridades con respecto a la extracción de las rocas de la montaña El Derrumbao” recalcó Matos Féliz.

Insistió en que allí nacen caños de agua, por las infiltraciones de las lluvias en la parte alta y que lo grave en esa montaña es que se han registrado microsismos por su cercanía a la falla tectónica, llamada “Trinchera de los Muertos”, que pasa por Barahona y se interna en el Mar Caribe.

Citó que en los 90 la construcción de espigones o rompeolas en el mar fue prohibida, sin embargo, se sorprende que hoy los usan, estimó esos obstáculos podrían crear situaciones catastróficas por los fuertes oleajes del mar Caribe en tiempos de tormentas tropicales o huracanes, cuyas olas podrían cambiar su dirección y afectar las playas menos protegidas de Bahoruco y La Ciénaga.

Puso de manifiesto que la montaña tiene una pendiente por encima del 60%; además estableció que la Ley 64-00 de Medio Ambiente y Recursos Naturales prohíbe la depredación de bosque y suelo como se está haciendo allí.

Vaticinó “puede ser y nadie puede evitarlo” de que están dadas las probabilidades para que ese relieve se venga abajo, en cualquier momento, porque su pendiente es muy extrema y como consecuencia podría quedar el litoral costero sin comunicación terrestre de Barahona a Pedernales.

SOEBA

Similar postura mantiene el presidente de la Sociedad Ecológica de Barahona (SOEBA) Ángel Peña, quien asegura que desde sus inicios la construcción del hotel Perla de Sur ha violado varias disposiciones y leyes ambientales de la República Dominicana, la primera violación a la Ley 202-04 de Aéreas Protegidas fue elevar una pared que impide la vista panorámica hacía el mar de lugareños y de turistas que visitan esa zona.

Explicó que con la pared se violó el área protegida, la misma tiene un radio que comprende desde la playa Saladillas de Barahona a Los Cocos del municipio de Enriquillo.

Señaló que el segundo daño ecológico  es la extracción de las rocas de “El Derrumbao” para usarlas en los rompeolas del citado hotel, sosteniendo que con la intervención de esas maquinarias se destruye la existencia varios yacimientos hídricos.

 “Me extraña mucho el silencio que han mantenido en el municipio de La Ciénaga, conociendo nosotros que es una comunidad muy activa y no sabemos  qué método se ha utilizado para convencerlos y permitan esos daños”.

También dijo que le extraña la forma en que el Medio Ambiente ha permitido que se realicen esos trabajos en franca violación a las leyes.

MEDIO AMBIENTE

Mientras que el director provincial de Medio Ambiente, Ernesto Pérez, aseguró que para que sea posible la recolección de las rocas alojadas allí, fue preciso que el ministerio en Santo Domingo otorgara el permiso y se dispusiera la Unidad de Suelo y Agua, la cual evaluó las viabilidad de la licencia ambiental y el permiso ambiental del proyecto Perla del Sur.

“Ellos –Perla del Sur- tienen en su carpeta todo lo que tiene que ver con la remediación del terreno, incluso, iniciaron el proceso de siembras de arboles endémicos adaptados a la zona”.

Adelantó que esa empresa tiene el compromiso con el Ministerio de Medio Ambiente de remediar la zona que reciba impactos negativos.

Finalmente, añadió que los equipos que trabajan allí no dañan al medioambiente y de alguna manera deben tener cierta viabilidad para acceder hasta donde están ubicadas las rocas, además resaltó que allí no se están explotando dinamita para abrir los accesos.

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí