BARAHONA: Parientes parturientas Jaime Mota alegan ser atropellados

0
203

OMAR MEDINA

BARAHONA.- Numerosos parientes de las mujeres parturientes del hospital regional universitario Jaime Mota, ubicadas en la maternidad del Jaime Sánchez, en Villa Central, han denunciado el jueves que reciben alegados atropellos de las autoridades de los hospitales Jaime Mota y Jaime Sánchez porque a partir de las cuatro de las tarde los “echan” para fuera y no le permiten el acceso para ayudar sus parientes después de estar en la sala de recuperación.

Beatriz Elizania Valentín Féliz, residente en el municipio de Paraíso, aseguró que es muy deplorable la situación que atraviesan en ese centro. Dijo que hace 4 días que su hermana Johanny Carrasco Féliz fue referida del Jaime Mota al Jaime Sánchez con preeclanpsia y que debido a la medida arbitraria impuesta por las autoridades de los centros citados no pueden atender a sus parientes, las cuales, según afirman corren el riesgo de caerse en el baño o romperse los puntos de las cesarea porque alegan que nadie las ayudan pararse de la cama.

De su lado, Yohanna Carrasco, también del municipio de Paraíso, aseguró que dio a luz el pasado 14 de febrero en este centro y cogí más lucha que un “castre viejo”, ya que alega nunca dejaron pasar a su madre a la sala y por esas circunstancias se les abrieron los puntos de la cesarea.

Refirió que sí hubieran dejado entrar a su mamá para que la ayudara con el niño hoy no tuviera padeciendo de la cicatriz que prácticamente conserva abierta “ahí nadie ayuda a nadie” después que uno está en la sala de recuperación dejan a uno a su suelte, uno tiene que levantarse atender a su muchacho con los puntos al “rojo vivo” y nadie ayuda.

“Yo no tenía a nadie que me ayudara a levantarme de la cama cuando tenía que ir al baño o chequear al niño” dijo.

Beatriz Valentín volvió a insistir en que no se explica las razones de que sí una mujer va parir normal en este centro les piden sangre, adelantó que tuvimos que traer 13 donantes y ninguno aprobaron el examen de la sangre y en tal sentido, tuvieron que pagar 5 mil pesos, dos mil 500 para limpiarla y la misma cantidad para retirarla y lo sorprendente, según aseguró, fue que la sangre no se utilizó porque nunca apareció, “ahí tenemos el recibo de los pagos que hicimos” y nadie nos devuelve nuestro dinero.

“Si nos quejamos de que los vamos a denunciar a la prensa nos advierten que si queremos “tirar un sueñito” en el piso dentro del hospital debemos mantener el silencio o de lo contrario, nos amenazan de que no nos dejaran entrar”.

Mientras que para Catalina Rosmery Carrasco, residente en el distrito municipal de Los Patos, los cuatro días que tiene en ese centro con un familiar los ha definido como la peor “pesadilla” que ha vivido por la lucha que ha cogido. Además, agregó que los que tienen familiar dentro del centro están expuestos hacer asaltados en horas nocturnas porque tiene que amanecer tiradas en el piso en las afueras del centro médico como “animales” porque las autoridades del Jaime Sánchez y Jaime Mota, supuestamente, acordaron no permitir el acceso a los parientes de las mujeres ingresadas porque alegan que lanzan sucio al piso.

“Yo creo que con los que tenemos pacientes ahí adentro debería haber más consideración porque somos de lejos y además no somos animales y estamos expuestos a que en las madrugadas los delincuentes nos atraquen o nos maten porque nos tiran para fuera como “perritos”. Agregó que las seguridades tampoco les permiten utilizar el baño para realizar sus necesidades básicas.

La encargada del Programa de VIH del hospital Jaime Mota, la cual se encuentra prestando servicios en el área de partos, Alexis Milagros Ramírez, dijo que la medida adoptada para dejar a los parientes de las ingresadas fuera del centro fue porque alegadamente, estos tiraban basura al piso, cuyo sucio contribuía con la contaminación del centro.

#accidente #rd #santodomingo #dominicanrepublic #barahona #republicadominicana #omarmedina

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí