Templates by BIGtheme NET
 

EL ARTÍCULO DE OPINIÓN: Busco un pueblo revolucionario

U5Sa5sDaS1taveras,_juan_tomas_(con_camisa_cuadros)Juan Tomás Taveras

“No hay arma más poderosa que un pueblo unido por una causa común”.

Dominicano despierta. Llegó la hora de participar, de actuar, de ser intolerante, de no ser títere ni servil o esclavo voluntario. Asume y reclama tus derechos, defiende tu país, rescatemos la patria. Urge la revolución pendiente, para reivindicar a Duarte y los trinitarios; a Luperón y los restauradores; a Manolo y los 1J4; a Camaño y los constitucionalistas. Además, a todos los valientes anónimos que han dado la vida en defensa de los intereses de la patria y así de una vez por todas, concluir el sueño duartiano.

Los dominicanos tienen miles de razones para lanzarse a una revolución o revuelta popular en reclamo de las garantías del Estado Social y Democrático de Derecho.

Alto costo de la vida, inseguridad-violencia, narcotráfico, desempleo, falta de oportunidad para desarrollarse integralmente y ser productivo; latrocinio, corrupción, entre otros, son los principales males sociales que sufren las personas con el agravante de la indiferencia del Gobierno y demás autoridades.

Negociaron y se robaron nuestras empresas estatales y no hicimos nada. Miles de contratos leoninos en perjuicio de los intereses públicos y no se hace nada. Nos han quitado la seguridad, la tranquilidad y la paz, y no hemos hecho nada. Pagamos la energía más cara con escasas horas de servicios y no hemos hecho nada. Pagamos la gasolina más cara subsidiada y de mala calidad, nadie ha hecho nada. Se están robando el oro y aún nadie ha hecho nada. Pagamos más de 700 mil millones de pesos o 15 mil millones de dólares al fisco, el cual dilapidan, malversan y no recibimos ningún servicio básico con calidad y nadie ha hecho nada. Ponen en riesgo los ecosistemas y el medio ambiente sano, y hacemos muy poco. Tenemos una invasión pacífica que es la más permisiva del mundo con constantes hostigamientos internacionales a nuestra patria y hemos hecho casi nada. Parecería ser que nos están robando hasta el sueño duartiano y trinitario, y no haremos nada, por lo que casi seguro que nos quedaremos con muchas deudas y sin nada. Entre otros hechos por citar.

No esperemos que hayan más víctimas o que perdamos todo, aún estamos a tiempo para recuperar nuestra patria y proteger nuestras riquezas con soberanía absoluta.

República Dominicana está por debajo de los valores promedio de América Latina. Sigue siendo uno de los países que menos aprovecha la disponibilidad de riqueza por habitante. Ocupando los primeros lugares cuando se trata de fallas y deficiencias para el buen gobernar y los últimos lugares en méritos institucionales.

Pagamos nuestros impuestos y la economía crece (5% anual durante cinco lustros), y no recibimos resultado alguno, no se devuelve en servicios de calidad; y cada vez, hay más pobres y menos ricos, son más ricos. (Renta per capita de 8.506 US dólares o 4.393€ euros. (Fuente ONU).

Somos el país más desigual de la región más desigual del mundo. Con niveles de indigencia y pobreza insostenibles, que nos ponen en vergüenza internacional. (Fuente Cepal).

Nuestra democracia es simbólica, me siento como en la antigua Grecia con sus mitos y leyendas. Estamos viviendo en un reinado para el desorden, para la corrupción, para los contratos leoninos, para los abusos de poder, para explotar al pueblo o esclavizarlo por salarios de miserias.

No hay régimen de consecuencias o sanciones para estos violadores. Nuestra justicia es injusta y no funciona.

Nuestros funcionarios y autoridades son los más caros del mundo, pues cobran salarios sobre la media mundial sin cumplir con sus responsabilidades.

El Estado, en la gestión pública está ausente de ética y transparencia. Se excluyen los méritos y condiciones de calificación y cualificación. Salvo raras excepciones, tradicionalmente los nombramientos, designaciones, ascensos, etc., se realizan al margen de la ley, prevaleciendo las influencias políticas, las enllavaduras, la corrupción (negocios) y el clientelismo se sobreponen a los méritos y la institucionalidad).

Militares y policías excluidos con salarios de miseria sin trato digno ni derechos.

Necesitamos un pueblo donde la amistad no gire en torno al interés ni el materialismo, donde el amor se base en los sentimientos puros y la fidelidad respetándose unos a otros; dejando de lado el oportunismo y el individualismo para que prevalezca el interés colectivo.

 

Mientras el mundo se estrecha o se encoge como aldea global en la carretera de la información y del conocimiento la sociedad dominicana se disgrega en pedazos, cada grupo social o sector de poder de nuestro pueblo está disperso y debilitado frente a los males sociales y el derrotero político.

Queremos un pueblo impregnado de patriotismo y sentimientos revolucionarios, que luche con valor contra los males sociales. Aspiro a un pueblo que exija y haga cumplir todo lo que han prometido los políticos en campaña y en los encuentros con las comunidades y sus ciudadanos.

No importaría quien nos gobierne si los ciudadanos están conscientes de sus derechos y se empoderan para exigir y reclamar la soberanía del pueblo y que se imponga el Estado Social y Democrático de Derecho. Que se aplique el imperio de la ley y ningún habitante permita que le abusen y violenten; especialmente su dignidad humana y su medio ambiente sano con los recursos naturales sostenibles.

El Estado recibe sus ingresos para devolverlos en servicios básicos de calidad, no para dilapidarlos y robarlos. La sociedad dominicana, desde su nacimiento mismo, ha tenido que valerse de alternativas en cuanto a los servicios públicos se refiere.

La justicia es el fundamento de respetar las democracias, sin justicia no hay límites para la corrupción y la impunidad. Debemos luchar por el país que queremos con nuestros actos, por ti, por tus hijos, unámonos para exigir justicia y rescatar la nación.

Recomiendo escuchar y reflexionar sobre estas canciones, de las cuales citamos algunas estrofas, que considero himnos a la patria y estímulo para la revolución:

“Que la inseguridad, con la que hay que acabar, sea una prioridad.

No sigamos igual, esto va para mal, hay que entrar en razón,

Esto debe cambiar, venga usted a gobernar, con firmeza y acción”. “Señor presidente”. Luis Aguilé.

“¡Hoy resulta que es lo mismo ser derecho que traidor..! ¡Ignorante, sabio o chorro, generoso o estafador! ¡Todo es igual! ¡Nada es mejor! ¡Lo mismo un burro que un gran profesor! No hay aplazaos ni escalafón, los inmorales nos han igualao. Si uno vive en la impostura y otro roba en su ambición ¡Da lo mismo que sea cura, colchonero, rey de bastos, caradura o polizón..!’’. “Cambalache”, Julio Sosa.

“El que no quiere a su patria no quiere a su madre. Soy América Latina, un pueblo sin piernas, pero que camina.” Latinoamérica, Calle 13.

“No basta rezar hacen falta muchas cosas para conseguir la paz’. Cuando el pueblo se levante y que todo haga cambiar, ustedes dirán conmigo no bastaba con rezar. Nada se puede lograr si no hay revolución, reza el rico, reza el amo

y te maltratan al peón, reza el rico…’’. No basta rezar, Los Guaraguaos.

Urge que República Dominicana tenga un pueblo indignado frente a los males sociales, la mayoría de ellos provocados por los políticos, las iglesias, los comunicadores y el empresariado corruptos. ¿Hasta cuándo? Despertemos. Urge una revolución.

“Ser joven y no ser revolucionario es una contradicción hasta biológica”. Salvador Allende.

 

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

ăn dặm kiểu NhậtResponsive WordPress Themenhà cấp 4 nông thônthời trang trẻ emgiày cao gótshop giày nữdownload wordpress pluginsmẫu biệt thự đẹpepichouseáo sơ mi nữhouse beautiful