Juan Carlos Bisonó reúne a veteranos y jóvenes en concurrido y divertido cóctel

0
203

Hace ferviente llamado a la unidad de los periodistas a quienes pide hacerse cómplice “del cambio estructural que amerita el CDP, a que construyamos juntos la esperanza de redimir nuestras instituciones, a que nos demos una nueva oportunidad y sobre las ruinas actuales, edifiquemos un nuevo CDP de todos y para todos”.

El candidato a la presidencia del Colegio Dominicano de Periodistas (CDP), Juan Carlos Bisonó, recibió la noche del lunes el apoyo entusiasta de más de un centenar de periodistas, entre los que se combinaron iconos destacados del gremialismo y una gran representación de jóvenes egresados de comunicación social.

El motivo fue la convocatoria a un cóctel para la crónica social e invitados especiales, que se desenvolvió en un ambiente elegantemente decorado y donde los asistentes compartieron exquisitos brindis entre variados bocadillos, vinos, sidras y cócteles.

El escenario reunió a veteranos ligados por décadas al Colegio Dominicano de Periodistas donde desempeñaron destacadas posiciones dirigenciales.

Entre estos Rafael Méndez, último presidente del CDP Ley 148 y primero de la Ley 10-91; Oscar López Reyes y Héctor Luzón, pasados presidentes tanto del CDP como del IPPP; Perfecto Martínez, el expresidente del IPPP y dos veces exvicepresidente del CDP-leyes 148 y 10-91-, y Santos Aquino Rubio, entre otros importantes difidentes.

Uno de los detalles más significativo de la actividad lo constituyó la suma a las aspiraciones de Juan Carlos Bisonó de un importante grupo de movimientos periodísticos, cuyos cabezas dirigenciales agotaron turnos de salutación y anuncio de apoyo.

Entre estos figuraron Oscar López Reyes en representación de los fundadores y mayoría de miembros de Convergencia; Brinio Batista del Movimiento Helen Pujol, Perfecto Martínez de la Corriente Institucional de Santiago de los Caballeros y Daniel Moreno Cárdenas del movimiento Rafy Durán, quien hizo una salutación al evento.

En nombre del nuevo movimiento Dos Generaciones, que fuera presentado en la actividad, hicieron uso de la palabra Frank Milton Pérez, quien aperturara el acto, y Adamilca Peña quien explicó acerca del origen y propósitos de la nueva instancia.

Juan Carlos Bisonó, la figura central de la concurrida actividad, puso sobre la mesa el estado actual del CDP, sus dolencias y fallas, la gravedad de su desaliento, su inoperatividad y la carencia de visión de quienes por mas de 16 años mantuvieron su control absoluto.

“Como es de conocimiento de todos ustedes, tenemos un colegio que no cumple sus roles; una institución que fue desvirtuada de sus propósitos durante los 16 años que un grupo en particular mantuvo el control absoluto de la misma; un gremio que no tiene clara su misión, que no tiene ninguna participación en los temas que atañen a los periodistas, su profesión y ejercicio, pero que tampoco tiene incidencia en la agenda social y académica de nuestro país”, afirmó.

Con la atención de los concurrentes, agregó que el CDP sobrevive entre vaivenes como un barco a la deriva, sin interés por la defensa y protección de un ejercicio de calidad solo reservado para los periodistas y apegado al código de ética, situación que atribuyó al hecho de que un mismo grupo mantuvo por 16 años el control absoluto del gremio.

“Nos referimos a un colegio que gracias a un grupo que todos conocemos fue convertido en un receptáculo del clientelismo y que, a través de rejuegos y maniobras poco transparentes, mantuvo pequeñas conquistas por demás vulnerables porque no se sustentaron en una eficaz y agresiva gestión de cobro del impuesto a la publicidad”, indicó.

Sostuvo que cuando el actual equipo directivo asumió la dirección del CDP/IPPP, se encontró con una situación financiera grave que obligó a declarar el estado de quiebra, “porque el hoyo dejado es tan complejo e inmenso, que en honor a la verdad se precisaría de 10 a 15 años de esfuerzos sostenidos para superar sus consecuencias”.

“Superar las consecuencias del desastre heredado solo será posible a través de una gran concertación y la puesta en marcha de un agresivo plan que se fundamente en metas y objetivos de corto, mediano y largo plazo para, primero, superar la debilidad institucionalidad, unificar y fortalecer las estructuras organizativas e iniciar entonces una nueva etapa que deje atrás las mañas y criterios artesanales de trabajo, condiciones inexorables para hacer posible que el CDP/IPPP se reenfoquen en los propósitos que consagran su existencia”, afirmó.

Dijo que, como respuesta a tan crítico panorama, el Movimiento Dos Generaciones, la Corriente Institucional, el Movimiento Helen Pujol y la casi totalidad de los fundadores y miembros de Convergencia, ofertan una propuesta sincera, objetiva y de compromiso para sacar a las instituciones del letargo y atraso en que fueran sumergidas.

“Nosotros sabemos hacia donde tienen que enrumbarse tanto el CDP como el IPPP y para lograrlo, hemos identificado seis ejes estratégicos que nos permitirán poner de pie nuestro gremio y cuyo secreto descansa en la inclusión de todas y todos, en la planificación de acciones que dejarán de lado la improvisación y que convertirán al CDP en un instrumento fuerte, en una plataforma respetable, un ente presente en la sociedad y con autentico poder de representación del que todos nos sintamos orgullosos”, afirmó.

Agregó que los ejes representan áreas y etapas de ejecución del trabajo, entre los figuran la reorganización e institucionalización del CDP, la modificación de la ley 10-91, el desarrollo de una cultura de gerencia administrativa, la profesionalización y vinculación con las escuelas de comunicación, la revisión, fortalecimiento y relanzamiento de los planes de salud, pensión, retiro y recreación en armonía con el IPPP, así como la puesta en vigor de una conferencia permanente de carácter científico.

Narró que la reorganización e institucionalización del CDP tiene por meta adecuar el funcionamiento operativo del CDP a sus normativas legales/reglamentarias, reforzar la observancia a su régimen organizativo y articular una agenda vinculante entre el Comité Ejecutivo, los demás órganos que integran el CDP y las seccionales, para lo que serán desarrollados 10 pilares fundamentales.

En lo que respecta a la modificación de la ley 10-91, anunció que lo primero será retirar el proyecto que cursa actualmente en el Congreso Nacional y empoderar del mismo a las seccionales y otros órganos de dirección del CDP, para su debate y enriquecimiento sustancial, para lo que se ejecutarán siete pilares claves.

Dijo que, en cuanto al desarrollo de una cultura de gerencia administrativa, se creará la Escuela de Formación Gremial y se adoptaran sistemas y programas digitales que permitan transparentar los procesos administrativos y financieros.

“De igual modo y en armonía con lo expuesto, proveeremos conocimientos en dichas ramas al personal administrativo, a las cabezas directivas y a los secretarios de finanzas y generales de las seccionales del CDP.

No menos apremiante es regularizar y hacer eficientes los procesos de rendición de cuentas. Este eje descansa en seis importantes pilares”, anunció.

Respecto a la profesionalización y vinculación con las escuelas de comunicación, dijo que el CDP no puede seguir de espalda a la formulación y puesta en marcha de una política educativa que se corresponda con las necesidades puntuales tanto de los periodistas como del mercado y, que, a la vez, contribuya a mejorar la calidad del ejercicio profesional.

“Tampoco puede seguir desconectado de la formación y preparación académica de los nuevos profesionales del periodismo por las Escuelas de Comunicación Social. Para dar respuesta a esa situación desarrollaremos siete pilares trascendentales”, indicó.

Explicó que uno de los ejes más importantes tiene que ver con la revisión, fortalecimiento y relanzamiento de los planes de salud, pensión, retiro y recreación del IPPP, para lo que se agotará una agenda conjunta con el nuevo Consejo de Administración del IPPP, “a los fines de revisar, reajustar y relanzar la política de seguros, planes de retiro y pensiones, así como de recreación familiar”.

Para alcanzar las metas proyectas se dará alta prioridad al aumento significativo de las recaudaciones, “de manera que nos convirtamos en autosuficientes en la gestión de planes y programas eficientes y sostenidos, lo que hará innecesario depender de asistencias sociales estatales o de cualquier otra índole. Este importante eje se fundamenta en sietes pilares de gran importancia”.

El aspirante a la presidencia del CDP aprovecho la actividad para formular un llamado “a todas y todos los colegiados a que nos hagamos cómplice del cambio estructural que amerita el CDP, a que construyamos juntos la esperanza de redimir nuestras instituciones, a que nos demos una nueva oportunidad y sobre las ruinas actuales, edifiquemos un nuevo CDP de todos y para todos”.

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí