Los rebeldes yemeníes anuncian haber matado al expresidente Saleh

0
38

Los rebeldes Huthi de Yemen han anunciado este lunes la muerte del expresidente Ali Abdalá Saleh sin dar detalles de las circunstancias. Poco antes, un vídeo difundido a través de las redes sociales mostraba lo que parecía su cadáver con una grave herida en la cabeza. Faika al-Sayyed, un dirigente del Congreso General Popular, partido del que forma parte Saleh, ha confirmado su muerte en declaraciones a la agencia France Presse, aunque por el momento no se haya emitido un comunicado oficial. “Cayó como mártir en defensa de la República”, ha señalado. Todo parece indicar que el hombre que rigió los destinos del país durante 33 años ha perecido en un ataque de la milicia huthi, cuya insurrección había apoyado hasta el pasado sábado

MÁS INFORMACIÓN

 “El Ministerio del Interior anuncia el final de la crisis de las milicias y la muerte de su líder y de varios de sus seguidores criminales”, ha informado Al Masirah, la televisión oficial de los rebeldes. El locutor se refería así a las fuerzas de Saleh, quien el sábado rompió la alianza que mantenía con los Huthi desde hace casi tres años y tendió la mano a la coalición encabezada por Arabia Saudí que trata de restaurar al presidente Abdrabbo Mansur Hadi. 

Ese día los partidarios de Saleh lograron hacerse con los principales edificios oficiales de Saná, la capital yemení. El líder rebelde, Abdul Malik al Huthi, se ofreció a aceptar una mediación tribal, pero al fracasar esta, lanzó una contraofensiva en la madrugada del domingo que se ha ensañado con los barrios donde residían el expresidente y sus familiares.

“La muerte de Saleh implica el inicio de un nuevo ciclo de violencia”, advierte Mustapha Noman, analista y ex vice ministro de Exteriores yemení. En conversación con EL PAÍS, Noman explica que “para muchos yemeníes, [Saleh] encarnaba una magra esperanza de poner fin al dominio de las milicias proiraníes en el país”, en referencia a los Huthi. “Desgraciadamente, su ausencia en este periodo crítico va a traer consigo más miseria para los yemeníes bajo la férula de un grupo que enarbola banderas religiosas para mantener su hegemonía”, concluye.

Poco antes del anuncio televisado, un vídeo difundido a través de las redes sociales mostraba a varios milicianos transportando en una manta el cadáver de quien parece Saleh. Los rasgos de la víctima, en cuya cabeza se aprecia una herida grave, se asemejan notablemente a los del exmandatario yemení.

Al parecer, los Huthi habrían alcanzado su residencia en Saná. En el ataque habría muerto también el jefe de seguridad de Saleh, Hussein al Hamidi, según ha informado la cadena catarí Al Jazeera. La saudí Al Arabiya, por su parte, afirma que fuentes del partido de Saleh confirman su muerte en enfrentamientos con los Huthi.

Saleh, de 75 años, llegó al poder en 1978 en lo que entonces era Yemen del Norte, pero se mantuvo al frente del país tras la unificación con el sur en 1990. Cuatro años más tarde ganó la guerra civil iniciada por los secesionistas del sur, pero en 2011 las protestas populares inspiradas por la primavera árabe y la presión internacional le obligaron a dejar el poder. Nunca terminó de encajar ese apartamiento. En 2014 vio una oportunidad de recuperar el control apoyando la insurrección de los rebeldes Huthi, a los que como presidente combatió en seis guerras.

ElPaís

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí