Medidas de coerción

0
522

 Gilbert Ronaldo Matos Cuevas 

#MedidasDeCoerción

Un hombre o mujer no pueden ser llamados culpables ante de la sentencia de un tribunal, ni la sociedad puede quitarle la pública protección, sino más bien cuando esté decidido que se han violado los pactos, leyes y tratados bajo los cuales fueron aplicados. No se puede llamar culpable a un individuo que ha sido sometido a la justicia, puesto de que en ese instante se inicia el proceso investigativo que dará como resultado una absolución o una condena.

La medida de coerción es el inicio del proceso judicial, no el fin, por esta razón el artículo 226 del Código Procesal Penal, establece en el numeral 7 la “prisión preventiva”, la cual en buen derecho solo debe aplicarse cuando el individuo representa el peligro de fuga, o en su defecto, que no tenga arraigos necesarios que puedan establecer más allá de toda duda  razonable que el mismo se presentará a las demás actuaciones del proceso en estado de libertad. 

En la medida de coerción no se puede demostrar la culpabilidad o inocencia de una individuo/a, por eso el imputado/a en todas las etapas del proceso hasta llegar a la aplicación de la sentencia definitiva (autoridad de la cosa irrevocablemente juzgada) está revestido del principio de “Presunción de Inocencia” establecido en el artículo 14 del Código Procesal Penal.

#Constitución #CódigoProcesalPenal #CódigoPenalDominicano

#DerechoPenal #MedidaDeCoerción

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí