Periodista Frank Motica muy enfermo recluido en su hogar

0
115
ALEJANDRO SANTANA
 
Este escrito es una crítica pública a mis compañeros periodistas, principalmente a quienes en la actualidad están dirigiendo los gremios en mi natal Barahona.
 
Me traerá reprimendas, seré objeto de satanización, eso lo sé, pero es que hemos cambiado tanto para mal que ya esos tiempos de solidaridad son cosas del pasado.
 
Oh,Timo Cuello, Teuddy Sánchez, nadie los ha superado pese al tiempo transcurrido, es posible que alguien me diga!Esos eran otros tiempos y eran otros los hombres.
 
Hoy no hay tiempo para uno ocuparse de cosas cotidianas, sin sentido, sin valor, ya la enfermedad de un colega es algo común y no hay tiempo para tomar dos minutos, visitarlo y solidarizarse con él y su familia.
 
Francisco González,(Frank Motica), ex corresponsal de Ultima Hora, de Radio Mil, de Noticiario Popular, ex redactor de Diario Noticias, miembro activo del CDP y el SNTP, fundador de esos gremios y actor activo de las luchas reivindicativas del pueblo, está muy enfermo.
 
Está recluido en su vivienda, luego de un evento diabético y de presión arterial, perdió la audición, tiene un lado inmovilizado con la única compañía de su compañera sentimental de más de treinta años, nadie lo llama porque supongo entienden, está sordo, no me escuchará.
 
Solo y abandonado por sus ex compañeros de ejercicio profesional que no tienen tiempo para esas “pequeñas cosas’’.
 
Algunos reaccionaran y dirán, Alejandro Santana, está loco, nuestra solidaridad se ha manifestado con otros compañeros que han tenido problemas con policías o han sido ingresados en alguna clínica privada, eso es verdad.
 
Pero Frank Motica, vive al final del barrio Las Flores, casi frente a la escuela Club de Leones en una calle de poco transito y donde pocos ciudadanos notarán la presencia de sus compañeros directivos.
 
Sólo dos colegas de Frank, me dice su compañera lo han venido a visitar en varias ocasiones, solo dos, tú y Juan Francisco Matos Espinosa.
 
Nada le pude contestar, ni siquiera tuve el valor de decirle que yo había hecho saber la noticia de la enfermedad de Frank a todos mis compañeros, sentí vergüenza ajena.
 
Muy recientemente Carlos Batista, el guazárero, fue objeto de un atropello policial, lo comuniqué al secretario General del SNTP en la ciudad, me dijo que tenía compromisos de trabajo, pero que se pondría en comunicación con otros directivos, inclusive del CDP para que hubiera una reunión con el General de la Policía para reclamar que por lo menos le repararan el motor a ese distinguido colega periodista.
 
Timo Cuello, Teuddy Sánchez y yo fuimos directivos de esos gremios y nuestra solidaridad fue muy notoria, oportuna y solidaria y de los tres el único que está en capacidad de motorizar unas aspiraciones soy yo y no estoy en eso, y con esta critica publica a esos compañeros solo quiero motivar el despertar de la solidaridad porque hoy nos toca a unos y mañana a otros y en estos casos la solidaridad es hasta una gran terapia para el enfermo.
 
Recibiré lo que venga con gallardía y la dejadez de ellos las justificaré, asumiendo que Eran otros tiempos y los hombres eran otros,(frase acuñada por Gustavo Adolfo Tavares, ingeniero agrónomo fallecido recientemente), un barahonero ejemplar.

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí