QUITA CORAZA: Temen estudiantes mueran ahogados en canal detrás de la escuela Hermanas Mirabal

0
429

OMAR MEDINA

QUITA CORAZA, Barahona.- Cada vez se acentúa más el pánico de los maestros que imparten docencia en la escuela Hermanas Mirabal de esta localidad, ya que la verja perimetral se encuentra en el suelo y el peligro se hace más agudo porque detrás del plantel hay un canal de riego a cielo abierto que pone en peligro a los estudiantes porque tiene una profundidad que podría pasar los dos metros y medio.

El canal se alimenta del río Yaque del Sur y recorre unos tres kilómetros beneficiando las parcelas agrícolas de las tres comunidades Quita Coraza, El Memiso y El Higuito, cuyo líquido es aprovechado para disminuir la sequía en los conucos y saciar la sed de sus animales, a pesar de la importancia que emplea este canal para la subsistencia, lo han definido como un peligro para la vida de 245 niños que cursan de primero a sexto grado de primaria.

El dirigente comunitario de Quita Coraza José Arturo de la Cruz Méndez estableció que es notoria la falta de sensibilidad de las autoridades regionales del Ministerio de Educación (MINERD) y del Distrito Educativo 01-05 de Vicente Noble, pues hace tiempo que la pared que bordea la escuela está en el suelo y el canal hace vulnerable a esa comunidad educativa, agregó casi afligido que sería penoso ver morir a un niño ahogado en ese canal.

Citó que es muy preocupante que una ingeniera de Barahona y las autoridades tengan en sus manos los levantamientos de la reparación del centro y no acudan en auxilio de los estudiantes de esas localidades.

Aseguró que el año escolar podría peligrar, ya que los padres y los dirigentes comunitarios no van a permitir que sus hijos asistan al centro con ese peligro tan evidente y Educación no ha podido intervenir.

De su lado, el subdirector del plantel escolar Eduardo de la Cruz aseguró que la situación del plantel es muy precaria y que en busca de soluciones al problema fue creada una comisión local que estableció más de veinte reuniones con las autoridades regionales y con el Distrito educativo de Vicente Noble pero la situación no se ha resuelto.

Además, entre otros peligros, citó que la población accede a la escuela cada vez que quiere sin la debida restricción, afectando la concentración de los estudiantes y de los maestros porque la pared no existe.

“Los mecanismos de controles son mínimos para impedir que personas ajenas al plantel, debido a que penetran con regularidad a las aulas y a la dirección”, agregó De la Cruz.

Dijo que no es tarea fácil detener la entrada porque la verja tiene más de dos años en el suelo.

 

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí