Rasgos a destacar en el libro ¨Una mirada distinta al Gran Ezra Pound: el otro lado de la verdad¨

0
140

Justiniano Estévez Aristy

Laureado narrador y poeta dominicano.

La obra del escritor Luesmil Castor Paniagua, es un ensayo que reúne la característica fundamental del ensayo (Producir belleza bajo una plataforma conceptual. Desde el primer párrafo lo advertimos: citamos «Pound es un mundo, una locura de sabiduría inagotable, es universo, es la poesía universal, es el rastro estadounidense desconocido por quienes le conocieron y por conocer de quienes no le conocen. Ese Ezra Pound, es el vértice desordenado de la nada y el todo existencial.

Desde el primer instante del libro, el párrafo anterior sintetiza los derivados de su concepto capital y resume, de manera ágil y poética, por qué corrillos literarios se desplazará la pluma de Castor Paniagua durante todo el trayecto de la obra.

Otro rasgo característico de esta obra, es el testimonio, referente a la grandeza de este escritor, recurso que utiliza el autor de manera puntual para apoyar su tesis, con el muestreo de los conceptos que sobre Erza Pound dieron de forma testimonial importantes escritores del mundo. Tal es el caso de Enrnesto Hemingway, Premio Nobel de Literatura, autor, entre otras joyas, de la novela el ¨Viejo y el mar¨ dijo este autor sobre Pound, apoyando la tesis de Luesmil Castor que:  ¨Aquel era el escritor más generoso y más desinteresado que nunca he conocido. Corría en el auxilio de los poetas, pintores, escultores y prosistas en los que tenía fe, y si alguien estaba verdaderamente apurado, corría en su auxilio tanto si tenía fe como si no».

El empleo por parte de Luesmil en el libro de eso que los abogados llamamos la lógica jurídica. En su defensa de Pound, el autor de esta obra no solo usa la cita si no la lógica. Como muestra basta un botón. Cuando se refiere a la locura de Pound o a que muchos críticos en fase terminal lo tildaran de loco, Luesmil echa manos a un argumento lógico y fundamental: durante su cautiverio intelectual en un hospital Psiquiátrico escribe montones de cartas a sus amigos en distintas partes del mundo, lo que implica que, si es capaz a través de tantas cartas de plasmar conceptos bien hilvanados y lúcidos.

su locura no fue tal, sino que podemos decir tuvo tan solo perturbaciones mentales momentáneas. El autor de la obra apela o acude a la lógica para demostrar la grandeza Ezra y al mismo tiempo asume su defensa, podríamos decir que de la misma manera en que Juan Bosch asume la defensa de ¨Judas Iscariote el calumniado¨, por lo que las generaciones actuales y venideras desconocedoras de este importante  universal, con una poética tan extraordinaria e importante, por lo que debemos agradecer a este ensayista dominicano, que con esta obra podemos dejar la ignorancia sobre este autor tan fundamental, que Luesmil Castor Paniagua saca del fondo del anonimato y tenemos muchos que admitir el desconocimiento de este escritor. Por lo que la gratitud para el autor debe ser colectiva y dicha obra debe ser difundida en toda la Republica Dominicana y por otras naciones de Latinoamérica y el mundo.

Pound fue hecho preso, pero durante sus días de prisión en la jaula, escribía y hacía apuntes en papel higiénico. La muestra de una fotografía de uno de los papeles higiénicos de Pound con notas literarias, evidencia la fortaleza argumentacional de este libro: una foto habla más que mil palabras y en literatura, sobre todo, como elemento probatorio de un concepto, es fundamental. Luesmil, es un gran defensor de sus aseveraciones, ya que no solo utiliza como punto de apoyo el testimonio, sino la foto. De forma tal que, uniendo estos dos elementos, bajo una sombrilla analítica blanca, nos enfrentamos a un libro cuyos argumentos literarios tienen soporte y son creíbles, pero además demuestra y nos convence de la grandeza de este escritor que se integró de manera completa a la creación de su obra, que la prisión no pudo doblegarlo, que meterlo a un sanatorio tan poco pudo doblegarlo su pluma, su talento innato.

El libro de cabo a rabo, logra convencemos de la grandeza intelectual y humana de Pound, pero a la vez confronta la ignorancia de la comunidad intelectual dominicana y mundial, sobre un escritor de tanto calibre. Al final de la obra, Luesmil Castor Paniagua logra nuestro arrepentimiento por haber pasado tanto tiempo ignorando a un escritor portentoso dotado de tantas virtudes humanas.

Lo que parecería un error ideológico, el hecho de Pound apoyar al régimen fascista de Benido Mussolini, resaltado por Luesmil en la pág.60 de esta obra, hecho que censuró Estados Unidos, quien juzgó al escritor por traición a la patria, se analiza en la presente obra de la manera más objetiva posible, partiendo de un axioma muy objetivo: la calidad de los textos literarios de Pound, están por encima de su postura ideológica. Es un enfrentamiento al radicalismo y a la libertad intelectual, cuando este radicalismo odia a muerte todo lo que provenga de alguien que tome partida a favor o en contra de una causa. La patria, de un escritor, es su obra. Jorge Luis Borges, el gran escritor argentino, apoyó a la dictadura militar e injustamente, por ello no le dieron el Premio Nobel de literatura.

De ahí la anécdota que cuentan que cuando Gabriel García Marques gano el Novel, un periodista toco la puerta de su casa y al cuestionarlo sobre este acontecimiento le dijo: Y por qué no se lo dieron a Borges. La obra de Borges trasciende a la de muchos escritores galardonados con esta distinción. La de Pound, también.

Otra característica de esta obra lo es la presentación de una selección de poemas puntuales del autor Ezra Pound, rescatado del olvido por Luesmil Castor Paniagua, recurso que, sumado a sus argumentos, de fotografías y testimonio, mismos que convencen al lector de que el continente literario del autor de marras es de suma calidad y de preponderante fuerza intelectual.

La selección de poemas por parte de Luesmil, refleja su gran capacidad literaria para descifrar el mejor y más selecto contenido de los poemas Poundiano. El escritor yumero que seleccionó el poema, por ejemplo, una muchacha, es uno dotado de gran sensibilidad poética, pues para comer caviar hay que tener buen gusto culinario. Permitámonos leer este poema fenomenal contenido en la página 86 de esta impresionante obra:

UNA MUCHACHA

El árbol ha entrado en mis manos,

La savia ha ascendido por mis brazos, El árbol ha crecido en mi pecho

Hacia abajo,

Las ramas brotan de mí, como brazos.

Eres árbol, eres musgo

Eres violetas que el viento acaricia Una niña -tan alta- eres,

Y todo esto es incomprensible para el mundo. Pero además la obra de Luesmil Castor Paniagua es un libro de tan sólo ciento doce páginas, lo que refleja en gran sentido analítico del ensayista, condensando los contenidos que nos aporta, sobre todo en un mundo tan de prisa como el que hoy vivimos, sin embargo, pese a ello la obra condensa un sentido sustancio pese a lo escueto de la misma

 

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí