La atención primaria de salud es competencia del Estado

0
123
 ISMAEL BATISTA
 
La atención primaria es el cimiento de todo sistema de salud. Es el nivel de servicios médicos donde se dirige más del 80 % de la población. Es el filtro o cedazo en tránsito a peldaños superiores de los niveles de atención.
 
En este primer eslabón de los servicios de salud, el sistema visualiza el individuo en una amplia dimensión biopsicosocial y ambiental, en el cual se implementan principalmente actividades de educación, promoción y prevención en materia de salud. Integrando de esta manera la comunidad a los programas de salubridad con el objetivo de que esta sea parte integral y actora de los mismos.
 
Este nivel básico sanitario es la puerta de entrada al sistema de salud, es donde se abordan los principales problemas de salud que afectan a la población. Es el escenario de la atención medica donde el paciente realiza el primer contacto con el médico y por tanto tiene la ventaja del diagnostico precoz de la enfermedad y del tratamiento oportuno.
 
Otro aspecto provechoso en la atención de primera mano es el uso limitado de la tecnología y de las atenciones especializadas que, obviamente contribuye al ahorro de recursos que bien pueden ser reinvertido por el Estado en otras áreas, preferiblemente en el mismo sector salud.
 
En definitiva, el primer nivel de atención es la panacea en los ámbitos de sistema de salud por su amplia cubertura en materia de prevención y por el manejo oportuno y prematuro de los problemas de salud. Y más aún, es el área del sistema sanitario por excelencia para la reducción de morbi-mortalidad en todos los espacios y por tanto preserva la vida.
 
Pero la salud no se circunscribe a la interacción médico-paciente que resulta en evaluaciones médicas, diagnósticos y prescripciones. Va más allá. Como expresamos en líneas anteriores, pues, comprende un amplio contexto biopsicosocial y ambiental con interacciones interinstitucionales que son propias del Estado.
 
El Sistema de Salud Dominicano no puede funcionar al margen de las muertes causadas por los accidentes de tránsitos, o las provocadas por las intoxicaciones y enfermedades que resultan del uso de los agroquímicos en la producción agrícola. Problemas de salud que para tratarlo requiere necesariamente de la intervención de las instituciones del Estado
 
De igual modo, son atribuciones del Ministerio de Salud Pública y el Servicio Nacional de Salud, rectores de salud en el país, de concertar acuerdos internacionales de intercambio y cooperación con otros Estados con el objeto de intercambiar experiencias y novedades en el área para integración y fortalecimiento de los sistemas.
 
En este contexto, son conocidos los acuerdos internacionales con la Organización Mundial de la Salud (OMS), órgano de las Naciones Unidas (ONU). Organismo con el cual el país es signatario, conjuntamente con otras naciones, con el propósito de plasmar los Objetivos de Desarrollo del Milenio concerniente en reducir y controlar enfermedades infecciosas y transmitidas por vectores y otras no transmisibles, que afectan los individuos, así como también la mortalidad materno-infantil
 
Convenios que tienen como eje principal de acción la Atención Primaria
 
Ahora bien, en ese sentido, una visión panorámica al Sistema de Seguridad Social de la República Dominicana evidencia el papel primordial que juega el Ministerio de Salud y el Servicio Nacional de Salud:
 
Alrededor del 80 % de la población dominicana esta afiliada a una de las Administradora de Riesgos de Salud (ARS). De la siguiente manera: de 7.6 millones afiliados, 4 millones integran las ARS del Régimen Contributivo y 3.5 millones al Subsidiado, estos últimos desempleados. De los números resulta que, del total de la población dominicana, por lo menos 2, 500,000 no están integrados a la ARS.
 
Esto quiere decir que mas de 6,000,000 dominicanos, la gran mayoría indigentes, están bajo la protección del Estado. Situación bastante engorrosa en la República Dominicana puesto que la partida del PBI destinado a salud representa menos del 3 % del PBI nacional.
 
Este panorama expresa meridianamente que la Atención Primaria en República Dominicana,  en pañales, no resiste el negocio de las ARS.

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí